*Sara Sofía Alpuche de Dios Ramírez
05 de Octubre del 2014

Los usuarios dedican treinta segundos a leer la página de inicio de una web. En ese tiempo y en pocas palabras, la web debe mostrar lo que ofrece. Jakob Nielsen

Con el internet hemos logrado una comunicación multi-personal, es decir de muchas personas a muchas personas. Cualquier persona puede convertirse en emisor con un costo mínimo comparado con los medios tradicionales, y con un alcance global. Sólo hace falta un sitio web y promocionarlo adecuadamente.
Los partidos políticos, las instituciones democráticas, los movimientos sociales, las figuras públicas, las empresas y marcas utilizan cada vez de manera más completa y compleja a Internet para informar de sus actividades, propuestas, servicios, productos, entre otros. Esta información la dan a conocer principalmente mediante webs que recogen su documentación.

Anteriormente esta información sólo se hacía llegar a los periodistas, que ejercían filtros selectivo e interpretativo. En la web cualquier usuario puede acceder a la información cuando y a la hora que quiera, sin ningún intermediario a los contenidos originales y a su vez convertirse en emisor de sus propias opiniones, iniciativas y experiencias.
Un sitio web puede abrir una comunicación bidireccional como lo hacen las redes sociales, además de difundir información de forma eficaz, barata sin intermediarios ventajas que no tienen los medios de comunicación tradicionales. Un sitio web puede darle al usuario mecanismos sencillos para hacer llegar sus opiniones, dudas, recomendaciones, quejas etc. Siempre y cuando tengamos la capacidad de contestar y retroalimentar esta información que tan amablemente el usuario nos da: haremos de nuestro sitio web un espacio, confiable, de influencia y relevancia para el usuario.

Para que el usuario entre a nuestro sitio web y vea todo nuestro contenido, podemos utilizar varia tácticas una es apoyarnos en las redes sociales, para ir promocionando diferentes espacios de nuestra página con una frase atrayente y el link a la misma. Otra es usar los medios tradicionales, en una entrevista en radio, televisión, revista, siempre debemos mencionar nuestro sitio y desde luego incluirla en cualquier publicidad impresa que hagamos. Y claro banner en sitios donde vaya el nicho de mercado que estamos esperando. Se sabe que el 1% que visita un sitio web y ve un banner le da clic. Una web no recibe visitante de manera espontánea hay que promocionarla. Cuanto tiempo pase el usuario en nuestro sitio web dependerá de lo atrayente del diseño, de la facilidad de navegación y por supuesto del contenido.

Recordemos que cada vez somos más visuales no copiemos y peguemos una entrevista que nos hicieron de dos horas. Podemos poner un resumen con imágenes de la entrevista que nos hicieron, si alguien se interesa por leerla dejemos un botón de: ver más que mande al sitio web de donde se nos hizo la entrevista directamente.
Un sitio web no debe ser improvisado, ni considerado secundario, ya que forma parte de la estrategia de comunicación. Si se va a tener por tener es mejor NO gastar en ella, porque solo nos dará mala imagen.
Una web puede poseer tanta información como queramos: nuestra redes sociales, nuestro perfil, contacto, prensa, blog, chat, espacio para opiniones de diferentes temáticas, servicios, galería, videos, audios, suscripción al boletín, formularios, calendario de actividades, citas personales, reproducción de nuestros anuncios en diferentes medios, venta y pago de productos en línea, textos, discurso, infografías, donaciones, inscripciones, envió de cv, impartición de cursos. Incluso se ha convertido en un espacio, para tener un negocio sin necesidad de un espacio físico.

Y toda esta información deberá poder ser compartida y vista en cualquier plataforma ya sea dispositivos móviles, Android y IOS que cubre al 90% de los teléfonos inteligente, tables y PC, para esto será necesario la programación debe ser responsive que significa adaptable a todas las plataformas.
Porque como sabemos nuestro sitio web, no solo será consultado en nuestra computadora de escritorio.

Y como decimos en Toasmaster si no es medido nos es perfectible ni corregible. Por eso el monitoreo constante de cuanta gente entra a nuestra página, porque medio, de que lugares, cuanto tiempo tarda en cada sección de nuestra página, cual sección es más vista, es oro molido que nos indica si estamos haciendo un trabajo adecuado. Y nos permite medir objetivo. Por eso el trabajo de una página web no es solo reproducir información tal cual, lleva un proceso y un trabajo profesional, para lograr los objetivos que estamos buscando.

*Sara Sofía Alpuche de Dios Ramírez
Consultora en Marketing & Comunicación
Twitter: @sofialpuche
Facebook: Sara