Martha Vaca Arizmendi

La cuenta en twitter @policia, de la Policía de España, tiene más seguidores que el Federal Bureau of Investigation (FBI) de Estados Unidos y es que su particular forma de dirigirse a la ciudadanía los ha encumbrado. Sin lugar a dudas, la sencillez y espontaneidad de los tuits publicados los acerca con la gente, sin ese acartonamiento tradicional de las instituciones y, mejor aún, de la policía que en todos los países del mundo es de respeto. @policia aborda los temas con naturalidad y en ocasiones hasta con sarcasmo como en el siguiente ejemplo: Detrás está el Community Manager y experto en estrategia digital Carlos Fernández Guerra quien nos platica cómo surgió esta original y divertida manera de tuitear a través de una cuenta oficial: “Desde que fuimos creando la estrategia social y desarrollándola en los diferentes soportes, veía que íbamos consiguiendo ser útiles a la gente y eficaces en la comunicación, pero nos faltaba conseguir llegar a más gente y, en especial, a un público muy importante para nosotros, los más jóvenes… Así que empecé a “subir el tono”, en busca de una comunicación de impacto y así, llegar mejor a los internautas y poder ser sútil a más personas. Pero ha sido una evolución paulatina” Uno de los principales obstáculos a vencer es el miedo a ser atacado y sobre esto, comentó: “Al principio se temen mucho los riesgos a asumir, sobre todo, por las posibles críticas (internas o por supuestos expertos, de algún ciudadano, de los medios de comunicación…), pero para innovar hay que tener, desde el sentido común y el criterio profesional, cierta valentía. Yo creo que, con inteligencia y responsabilidad, es mejor equivocarse por algo que fracasar por el temor a cometer un error”. Y lo mejor son los logros que en coordinación con los tuiteros españoles se han conseguido, entre ellos: han atrapado narcotraficantes, buscado fugitivos, detenido internautas que difundían pornografía infantil y han alertado a los ciudadanos contra virus y fraudes. Uno de los casos que vale la pena mencionar son las “Tweetredadas” las cuales consistieron en invitar a los ciudadanos a denunciar a traficantes de drogas: Los resultados de esta operación fueron sorprendentes, nos cuenta Fernández Guerra: “Se recibieron alrededor de 16.000 correos con información, que han permitido más de 500 detenidos, gracias a las tweetredadas; una de las acciones más sonadas fue la interceptación de 277 kilos de cocaína ocultos entre pieles de bovino, originaria de República Dominicana. Se pretendía entregar en Zaragoza para su posterior traslado a Madrid”. El equipo que integra @policia es multidiscipli- nario, entre ellos hay licenciados en Psicología, Sociología, Derecho y Comunicación Audiovisu- al, por lo que no son un grupo de improvisados o gente que sólo cuente con conocimientos en redes sociales, son verdaderos especialistas. La fama de @policia, es tanta que hasta un libro con las mejores historias han publicado y Carlos Fernández Guerra nos cuenta qué originó esta famosa obra editorial: “La verdad es que son muchos los tuiteros y en especial, la gente más seguidora de nuestra cuenta y perteneciente al sector de Redes Sociales que nos preguntaban, que pedían más información y que se mostraban como grandes fans de la Policía y de su comunicación a través de la web 2.0. Así que pensamos en contarlo a través de este libro, que explica el análisis más profesional del marketing y de la seguridad, pero con muchas historias humanas, anécdotas y, claro está, tuits”. Para finalizar, cabe agradecer y reconocer la innovadora labor de Carlos Fernández Guerra y su equipo de colaboradores, así como destacar que @policia es un claro ejemplo de cómo las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son de gran utilidad para la seguridad, sólo es cuestión de saber utilizarlas en nuestro beneficio y que tanto los gobiernos como ciudadanos debemos trabajar en conjunto para seguir construyendo mejores países.

*Martha Vaca Arizmendi
Consultora en Gobierno digital y ciber-activismo
Twitter: @margabyvaca
Facebook: Martha