Hace unas semanas, tuve la oportunidad de platicar con el maestro Ulrich Richter Morales, de quien les comparto además de una muy breve descripción de su amplio perfil profesional, parte de la entrevista que me hizo favor de conceder.

El maestro Richter Morales es abogado de profesión y activista ciudadano. Dentro de los litigios que ha favorecido destaca el de la defensa de la revista Proceso, ante la demanda interpuesta por Martha Sahagún por daño moral.

En el campo de la participación ciudadana, ha impartido diversas ponencias y es autor de varios libros, entre ellos: “El manual del poder ciudadano” y “De la protesta a la participación ciudadana”.

Parte de los temas que abordamos es el del “ciberactivismo” y de éste expuso:
“Es un instrumento de la ciudadanía donde puede comunicar; las redes sociales se han convertido en un micrófono y permiten que el ciudadano tenga voz, pueda ejercer su libertad de expresión con responsabilidad y por eso creo que en estas redes sociales el ciudadano puede opinar, puede dirigirse a un servidor público, un gobernante, lo puede criticar o lo puede aplaudir. Hay mucha gente que no lo ha entendido, hay quienes se resisten y hay otros que lo utilizan para perjudicar, para dañar, sin un sentido de responsabilidad o constructivo”.

También habló sobre el papel que desempeñan hoy en día las redes sociales en la democracia de nuestro país:
“Son fundamentales como instrumento de la ciudadanía. Te puedo decir que no es la red social, es la red ciudadana, con el sentido de responsabilidad, es donde el ciudadano puede opinar, criticar, comunicar, manifestar su voz. Esta innovación tecnológica va de la mano con el desarrollo del ciberactivismo, este binomio es el que juega un gran poder”.

Coincido ampliamente con el maestro; los mexicanos (as) tenemos la obligación de involucrarnos en las acciones y decisiones del gobierno y si no estamos de acuerdo con las condiciones, debemos proponer y no sólo quejarnos, puesto que las quejas no solucionan nada.

En el presente debemos apostar por una sociedad más crítica sí, pero también más participativa, responsable y activa en el ámbito del que somos parte y del mejor espacio de convivencia al que estoy segura todos aspiramos.

Martha Gabriela Vaca Arizmendi

Consultora en políticas públicas y Social Media

Twitter: @margabyvaca

Facebook: Martha